IRONMAN COZUMEL

Así es, después de un ultra fracaso, de un brazo roto que me dejó fuera de Barcelona y una posible revancha en Hawaii, de un maratón que corrí tan poco motivado que ni terminé, en otras palabras, después de un año pa´l perro, deportivamente hablando, decidí que el Ironman de Cozumel sería el que me sacaría de ese hoyo al que iba cayendo.

Me inscribí un par de meses antes, con el brazo todavía a medio rehabilitar, sin base de entrenamiento, ni programa a seguir. Decidí darme la oportunidad de ir simplemente a disfrutar, y es que ya han sido un par de años en los que siempre llego con ganas de romper mis “records” y algo sale mal, bici rota, enfermo del estómago, gripa, ampollas, etc.

¿Entonces, si voy con la intención de divertirme, y hacer el mayor tiempo posible es muy probable que todo salga a la perfección, o no?

Así lo hice, llegué a Cozumel el último dia de expo, y en lugar de ir corriendo por mi paquete de competidor, con calma, nos instalamos en el hotel, comimos y ya después fuí rumbo al centro de convenciones. Honestamente ni siquiera leí la guia del atleta, ya tengo experiencia y conozco a grandes rasgos lo que había que hacer, asi que simplemente llegué a realizar los trámites. Incluso ya estando en Cozumel me entró la duda de si me había inscrito porque no encontraba el correo de confirmación, afortunadamente si lo hice, pero eso es una muestra de la despreocupación que llevaba.

En fin, todo salió como planeaba, recogí mi paquete, salí de la expo sin comprar ni un solo souvenir, afortunadamente no necesito nada, fuí a recoger mi bici y regresé rodando al hotel para estar el resto del dia con mi familia, jugando en el mar y por primera vez siendo un turista mas, nada de comida especial ni las típicas preocupaciones de un triatleta previas a la competencia.

Llegó el dia previo a la competencia el cuál siempre esta cargado de mucha logística, la cuál involucra bolsas de colores, separar nutrición, entregar bici, entregar tenis, colocar números y muchas cosas mas. Entonces, antes de entrar en ese mood, al despertar decidí vestirme, tomar mi bici y salir a rodar, sin tiempo, ruta ni nada definido. Tenía ganas de rodar y eso hice.

Me fuí unos 20K al sur de la isla, sintiendo la brisa caliente cuando todavía no eran ni las 9 de la mañana, observando el océano, escuchando las olas y realmente disfrutando el estar ahí, me orillé en el camino y decidí sentarme a ver el mar como hace mucho no lo hacia.PhotoGrid_1448726587515

Fué entonces que regresé a preparar todo lo que tenía que preparar, y después de una mañana en familia partí a entregar todo y de ahi a descansar para el gran dia.

DOMINGO 4:30 am

Me despierto mucho antes que el despertador sonara, me preparo, me despido de mi esposa y mi hija y salgo a enfrentarme a mi mismo una vez mas.

Camino al lobby pasé al restaurant para ver que desayunaba, un enorme plato de fruta con queso cottage, un par de sandwiches con crema de cacahuate y un café después, salgo rumbo al parque donde hay que dejar nuestras cosas.

Llego a mi bici, nos saludamos, y comienzo a prepararla. Ánforas, geles, pastillas, casco y está lista, no tarde ni 10 min. Entonces fué que entregue mis bolsas de special needs y subí al camión que nos llevaría a la zona de arranque. Ya llegando ahi y sin tener nada que hacer me acerco de una vez a los corrales de salida, me siento en el piso y simplemente espero el momento en el que pueda arrancar.

Yo creo que pasé casi 1 hora en ese lugar, de pronto me di cuenta que ya no era el único, estaba rodeado de cientos de triatletas llenos de euforia, nervios y stress por arrancar. Volteo a ver mi antebrazo y sigo las instrucciones que tengo tatuadas para saber como vivir.

Llegó el momento, muy lentamente empezamos a avanzar y unos minutos después estoy en el muelle, doy el salto, y comienzo a nadar.

Llego a la 1er boya a unos cuantos metros y doy vuelta a una linea recta de casi 4km de puntos naranjas que tengo que seguir. Me voy a un ritmo relajado, en fin dicen que vamos a favor de la corriente, así que debe de ser una nadada fácil no?

Fácil no fué, pero si he tenido muchas peores, así que no me puedo quejar, salgo y me doy cuenta de que mi tiempo no está nada mal, voy trotando rumbo a la la transición, creo que soy el único que no entra a la carpa de cambio, simplemente tomo mi bolsa,saco mis zapatos, meto mis goggles y sigo rumbo a mi bici.

Llego, me coloco las zapatillas, casco y estoy listo. Camino literalmente hasta la zona de monte, alcanzo a ver a algunos espectadores que me ven con cara de ¿porque este wey no corre? me da risa y sigo mi caminata hasta la zona en la que puedo subir a mi bici, la monto, inicio el gps y salgo por 180K de pura sabrosura.

Y así apenas empiezo me siento de maravilla, en menos de 1km empiezo a rebasar a varios triatletas y me preocupo un poco de ir muy rápido, mi objetivo es ir cómodo y así voy, entonces simplemente agarro mi ritmo y me despreocupo de si paso o me pasan.

Rápidamente llego a la zona sur de la isla y empiezo a sentir el viento, muy fuerte, mas fuerte que el dia anterior, pienso dentro de mi, si esto es la primera vuelta no quiero imaginar la última… pues si la 3a se va a sufrir, no hay pedo, lo pago. En fin, sabía a lo que venía.

IRONMAN COZUMEL 1A pesar del viento siento que la primer vuelta se va relativamente rápido, entrando a la ciudad me emociono porque por fin voy a poder ver aunque sea por un par de segundos a mi familia, y si, fueron solo unos segundos que bastaron para llenarme nuevamente de energía para dar un poco mas y estar mas pronto de vuelta frente a ellas. Rápidamente estoy de vuelta en la zona de viento y lo siento mas intenso, no se si realmente creció demasiado o me empiezo a cansar, veo como empiezo a bajar mi velocidad y empiezo a sentir mis piernas cada vez mas pesadas, me preocupa que se me esté terminando la energía tan pronto, en especial porque he rodado “cómodo” todo el tiempo y no tendría porque quemarme, fué entonces que lo sentí, una llanta ponchada, ahora creo que esta comenzó a bajarse lentamente y eso era lo que dificultaba el pedaleo. Justo a la hora en la que el sol está en lo mas alto y no hay una sola sombra, tengo la suerte de encontrar un lugar debajo de un árbol solo unos metros mas adelante.

IRONMAN COZUMEL 2Me bajo y con calma comienzo a quitar la llanta, para mala suerte fué la trasera, que siempre suele ser mas complicada, y empiezo a ver como a todos los que había pasado me comienzan a pasar, así que mejor aprovecho la pausa y tomo mi tiempo para cambiar la cámara ya que es preferible hacerlo con calma pero bien a tener que repetir todo por montar mal la cámara o la llanta, así que después de un largo rato estuve de vuelta en la carretera. No se si fué el “descanso” o el cambio de llanta, pero me siento nuevamente fuerte y rápido. Aunque ahora si estoy seguro que el aire está mucho mas intenso, veo a todos como van zigzageando ya que el aire te mueve por todos lados. Agacho la cabeza y veo mi brazo “breathe, focus, smile…control your mind”, le hago caso, sonrìo, y sigo adelante.

IRONMAN COZUMEL 3Llego a special needs y decido tomar mi bolsa y buscar nuevamente una sombra, me siento a comer lo que ahora veo fué la mejor comida que pude elegir, nuggets de pollo, mi plan original era dejar una rebanada de pizza, pero ya que no encontré una pizza decente una noche antes elegí los nuggets, me supieron a gloria. Me hidrate, me mojé y seguí adelante.

IRONMAN COZUMEL 4La 3a y última vuelta la pasé casi totalmente en trance, el cansancio empezaba a llegar y el aire empeoraba, en esta ocasión ya los rebases prácticamente no existían, mas que ir hacia adelante, me di cuenta que muchos nos enfocábamos en mantenernos en nuestro lugar y evitar que el aire nos aventara. Después de sufrir un rato y de socializar los últimos kilómetros que me sirvieron mucho para distraerme llegó el momento de bajar de la bici y ahora si, dejar que el Ironman comenzara.

Me tomé mi tiempo en transición, realmente tardé solo un par de minutos en cambiarme, pero aproveché para estirar un poco, seguir platicando, pasar al baño y mentalizarme para lo que seguía. Justo al salir de la carpa me alcanzó un amigo y salimos caminando y platicando hasta llegar al tapete donde comenzamos a trotar, duramos apenas 1 km juntos cuando nos separamos, corrí unos metros mas y escuché que alguien me echaba porras, era un total desconocido que iba caminando, pero que me dió muy buena vibra y decidí detenerme e ir a su paso.

IRONMAN COZUMEL 5Se llama Johnny y es un bombero español quien venía a completar su 8° Iron, a pesar de tener una prótesis en la cadera que le dificulta el correr lo sigue haciendo por una promesa y pasión propia. Fué algo extraño, son de esas personas que aparecen y desaparecen en tu vida, pero llegan en el momento justo para darte una gran lección, no se si lo vuelva a ver, pero definitivamente siempre lo recordaré. En fin, caminamos casi 3 kilómetros compartiendo experiencias, apoyándonos y que me sirvieron mucho para cargar energía y retomar este juego, casi al llegar al 1er retorno me despedí de el y seguí corriendo.

Creo que esa 1a vuelta la terminé corriendo y seguí así un buen tramo de la 2a, hasta que por 1a vez sentí un gran bajón, esa sensación en la que se te baja la pila y las piernas dejan de responder. Comencé a caminar, estiré las piernas e hice lo que nunca hago, pedí una pepsi. Siempre me han hablado de sus propiedades mágicas al correr y decidí probar, la verdad no creo que me haya ayudado mucho pero al menos me ayudó a llegar al retorno y por fin pasar a special needs. Saqué una dosis mas de nuggets, que en esta ocasión ya no fueron tan mágicos, creo que ya estaba algo asqueado y lleno de agua, gatorade, pepsi, pretzels, geles y todo lo que había comido. Comencé a trotar nuevamente de regreso y empecé a enfocarme en llegar de un poste a otro, luego al abastecimiento, arbol, corredor, todo lo que pudiera servirme para fraccionar el trayecto, hasta que nuevamente vi la meta y presentí que en esta ocasión vería a mi familia por ahi, lo cual me motivó a acelerar un poco y comencé a buscarlos.

IRONMAN COZUMEL 6Efectivamente las escuché unos metros antes de llegar a la vuelta en U, por lo que “aceleré” para dar la vuelta lo antes posible y encontrarme con ellas. Me emocioné de verlas, las saludé y les prometí que mi iba a apurar para ya terminar y poder irnos, así que me despedí con un beso de las 2 y arranqué a la vuelta final.

Mi objetivo era correr, aunque fuera lentamente toda esa vuelta, pero ese objetivo se esfumó apenas 1K después, las piernas cada vez las sentía mas rígidas y tuve nuevamente que detenerme a estirar, en esta ocasión los objetivos cortos no eran tan efectivos y sentía la necesidad de detenerme mas continuamente a estirar y descansar un poco, logré llegar al último retorno y sentí mucha tranquilidad de saber que a partir de este momento cada paso que diera me llevaría directamente a la meta. Empecé a trotar por tramos cortos con el único objetivo de llegar a la zona del malecón, sabía que una vez estando ahi ya podía considerar este iron terminado.

Y así fué, llegué a la zona de muelles, dejé la oscuridad atrás y comencé a correr cada vez mas rápido, o al menos eso sentía yo, las porras ya eran escasas, así que fué un camino solitario el esperar a escuchar la música del arco de meta en el que haría el cierre. Por fin a unos 500 m. logré escuchar algo de bullicio que me emocionó y empecé a correr mas rápido, no hay nada mas emocionante y gratificante que pasar la “Y” que divide el retorno y el camino a meta y tomar el lado derecho.

Llegué por fin al tapete azul, todo había terminado, sonreí y me tome mi tiempo para disfrutar esos segundos de gloria y paz. Levanté los brazos y me permití sentir la satisfacción de escuchar la ansiada frase “TU YA ERES UN IRONMAN”.

IRONMAN COZUMEL 7

 

 

 

 

 

 

4 comentarios sobre “IRONMAN COZUMEL

  1. Estimado amigo muy motivante tu reseña. Me ha servido mucho…en noviembre haré mi primer ironman justamente en Cozumel…Te felicito por tu perseverancia. Saludos desde Costa Rica….

    Me gusta

    1. Muchas gracias Ronald, te deseo mucho éxito en tu primer Iron, Cozumel es una excelente elección. Si en algo te puedo ayudar no dudes en preguntar, quizás nos veamos por ahí, no es nada seguro pero si tengo la oportunidad estaré participando. Saludos!

      Me gusta

  2. Muy emocionante relato; muchas felicidades por esta competencia que nos compartes y también por la crónica que me sirve y me motiva mucho. En noviembre 26 de este año 2017, yo también espero hacer Ironman Cozumel. A mis 60 años, será mi primer Iron en la distancia full. Aunque ya llevo varios 70.3, siempre es intimidante pensar en estar 12 o más horas bajo el sol en un Ironman full. Me preocupa sobre todo el calor en la etapa de carrera a pie y el viento en la etapa de ciclismo, en ese orden. Espero que todo me salga bien. Muchas felicidades nuevamente y muchas gracias por compartir tu experiencia.

    Me gusta

    1. Hola Gerardo, una disculpa por no contestar antes, apenas vi tu mensaje. Pues justo ayer fué el Ironman de Cozumel, espero que todo te haya salido bien y que hayas conquistado la fabulosa isla de Cozumel. Te deseo todo el éxito en todos los retos que te propongas! Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s