EMPEZAMOS DE CERO

Al fin después de 6 semanas y después de ejercer un poco de presión sobre el doctor, soy libre del yeso que me tuvo limitado y algo desesperado en los últimos días.

Y es que, aunque se que suena a frase de abuelo, uno nunca sabe lo que tiene hasta que lo pierde, y en serio, quien no ha sufrido el tener un brazo enyesado seguramente no tiene la mas mínima idea de el gran uso que se le dá a cada parte de nuestro cuerpo. No se imaginan lo gratificante que es el poder estar escribiendo esto con ambas manos, el poder comer un platillo que requiera el uso de cuchillo sin necesidad de hacer acrobacias, el bañarse, vestirse y cualquier cosa que se imaginen y que damos por sentado todos dias.

Sin yesoEsto es todavía el principio, ya que el rango de movimiento de mi brazo es todavía muy limitado y tengo restringido el hacer cualquier esfuerzo durante un par de semanas, para después empezar con la rehabilitación. Sé que el tiempo total es de casi 6 meses, y no me importa el tiempo que tarde pero si me interesa el recuperar el 100% del movimiento, duela lo que duela. A final de cuentas no puede ser peor que el tiempo que estuve en stand by.

Al dia siguiente de que me quitaron el yeso salí a correr un poco y fué una sensación muy rara, por un lado ya no me dolía el hombro por ir cargando el armatoste, pero por el otro aún sentía el brazo muy vulnerable y débil, creo que a final de cuentas lo sentía mas pesado que cuando traía el yeso.

Buddha liberado
Buddha liberado

Hoy nuevamente salí a correr, buscando ya correr a un ritmo mas “normal” y aunque todavía duele un poco me sentí mucho mejor, creo que lo que más me molestaba ahora era la panza que acumulé por estas semanas de baja actividad y alta tragadera. Aún no pude correr con total seguridad, tenía que estar muy al pendiente del piso, en realidad tenía miedo de tropezarme y tener el instinto de meter las manos, me pasó una vez mientras corría con yeso y creo que el asfalto le tuvo mas miedo a mi brazo, pero ahora que me duele el simple hecho de girar la mano, no me imagino si tuviera que detener una caída… (creo que me dolío solo de pensarlo)

Llevo un par de dias y noto que si va a requerir un poco mas de paciencia y trabajo para volver a la normalidad, pero cada vez estoy mas cerca de retomar mi vida normal. Tengo muchas ganas de hacer el duatlón de la ciudad de México dentro de 3 semanas, creo que podría hacerlo con mucho cuidado, pero vamos a dejar que el tiempo comience a sanar las heridas (momento poético) y si aún hay lugares en un par de semanas ya evaluaré si ese será mi triunfal regreso.

LlagasPor lo pronto las llagas de la piel ya están sanando, y creo que por fin se me terminó de caer toda la piel muerta que me había quedado. Ya me habían contado que eso pasaba, pero no me imaginaba a que nivel, parecía que mi brazo estaba hecho de goma de migajón y con solo tocarme se me desmoronaba. Espero en una semana ya poder estar nadando de nuevo y probaré entrenar en el rodillo tratando de tomar el manubrio de manera normal. Va a ser algo difícil ya que al dia de hoy al estirar el brazo me queda casi 30 cm mas corto que el otro, pero… quien dijo que me gustan las cosas fáciles?

Mike

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s