LO MAS DIFÍCIL

One monthNadar, correr, rodar, nutrirse, fortalecer, estirar, recuperar, visualizar.

Todo parece una receta, tan fácil como seguir al pie de la letra los entrenamientos, acomodar tu vida y cualquier reto está al alcance de tus manos. Pero hay algo que es muy importante, difícil de predecir y que a cualquiera le puede pasar, y es lesionarse.

Afortunadamente eso es algo que rara vez me ha ocurrido, de hecho no recuerdo la última vez, tengo la suerte de tener mucha elasticidad, lo que ayuda mucho, sumando mi gusto por la yoga que hace que mis músculos se acomoden y se mantengan flexibles, así como años de cuidar perfeccionar técnicas me han ayudado.

Pero hay algo que inevitablemente cambia y es la edad, y eso es algo que es muy importante tomar en cuenta ya que el cuerpo comienza a volverse mas rígido conforme pasan los años y aunque en los 30´s uno todavía es considerado joven, hay estragos que empiezan a notarse.

Este último fin de semana exactamente a 40 dias del Ultra, en una rodada de rutina pasó algo nuevo, mientras rodaba en una subida bastante pronunciada, que me exigía demasiado, de pronto sentí una punzada entre la base de la pantorrilla y el talón, fué intenso en su momento, pero pasó rápido y seguí.

Terminé de rodar y aunque no era dolor lo que sentía, tenía una incomodidad en esa zona que no me dejaba tranquilo. El dia avanzó y poco a poco la sensación fué desapareciendo, quizás porque todo el dia estuve en movimiento y nunca dejé que mis músculos se enfriaran. Hoy por la mañana, tocaba correr “solo” medio maratón a ritmo tranquilo, me levanté y la incomodidad ya no estaba, fué hasta el kilómetro 2 que lo volví a sentir, algo tan imperceptible que decidí continuar, hasta que un par de Km´s después, en una subida, ahora corriendo, lo volví a sentir. Me detuve, y decidí regresar a un ritmo muy relajado.

Y es que mas vale reposar y “perder” un par de dias de entrenamiento a realmente tirar a la basura todo por lo que me he esforzado y trabajado.

Estoy seguro al 99% que solo fué un tirón y que simplemente el ligamento quedó adolorido y que podría seguir entrenando a la misma intensidad y aún así estaría como si nada en un par de dias. Pero creo que también hay que escuchar al cuerpo y darle lo que pide, no pierdo nada con dejar de correr o rodar fuerte 2 o 3 dias mientras me enfoco en nadar y seguir fortaleciendo el torso, que es tan o más importante que las piernas.

Soy demasiado necio y estoy seguro que en cualquier otra ocasión, preparándome para cualquier otro evento, no me hubiera detenido, pero es tanto lo que he dedicado a este Ultraman que he decidido cuidarme en todos los sentidos. Además hay una diferencia abismal en este evento y es que son 3 dias, en una carrera normal puedes untarte mil pomadas o tomar algún medicamento que desinflame y oculte el dolor mientras compites y una vez terminado, ahora si, dedicarte a recuperarte, y sabemos que aquí esto sería mucho mas difícil.

Así que ahora a bajar la intensidad y a prepararnos para la última fase del entrenamiento, la más perra, la que me dejará ver de que estoy hecho.

Mike

#TRI4REAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s