Yo sé que esperan la 3a y última parte del resumen del UltraMX de este año, pero este fué un dia tan especial para mi que me estoy tomando el tiempo de transmitir correctamente todas estas sensaciones y como saben, lo bueno tarda un poco mas.

Sin embargo, quiero aprovechar este tiempo en el que mi cabeza logra ordenarse para contestar lo que un par de personas me han preguntado en redes sobre el significado de Vida Ultra, el lema y estilo de vida que he adoptado y que a la vez es una filosofía que me ayuda a mantenerme en acción cada segundo que estoy despierto.

Como lo he explicado en algunos videos que he hecho, Vida Ultra es una actitud de esfuerzo y determinación constante, un compromiso propio que cualquiera puede adoptar, cualquier persona que está dispuesta a enfrentar los sacrificios y vivir una vida totalmente dedicada a actuar para conseguir sus objetivos.

Ultra puede ser cualquiera que va mas allá del esfuerzo que entra dentro de lo común, alguien que no tiene que esperar a que alguien mas lo vea y que sin tener que rendir cuentas, cumple y sobrepasa sus propios compromisos y expectativas por el simple deseo de hacer lo correcto en todo momento y con una máxima calidad moral y una actitud inquebrantable.

Una Vida Ultra va mas allá del deporte y las pruebas extremas, porque tan Ultra es un atleta,  como lo ese ese padre que cría y está presente en la vida de sus hijos aunque tenga que dividirse en 10 para lograrlo, Ultra es el universitario que sacrifica fiestas y reuniones con el afán de desarrollar su propio negocio aunque eso signifique pasar muchas noches trabajando, encerrado en una habitación, Ultra puedes ser tú que aunque pasas la mayor parte de tu vida dentro de una oficina, todos los dias y sin importar la hora dedicas tiempo al ejercicio y cuidar su salud.

Eres Ultra cuando sin importar la edad te atreves a probar cosas diferentes y sirves de inspiración a desconocidos por el simple hecho de no quedarte con las ganas. Una Vida Ultra es eso, una vida dedicada a dar más, mucho más de lo que puedes dar, sabes que tu vida es breve y cada segundo cuenta. Y estás dispuesto a seguir avanzando, seguir construyendo, seguir soportando los golpes y las caídas, cuando tienes un sueño tan grande que solo tu entiendes y nada ni nadie puede convencerte de abandonarlo.

Si eres así, terco, tenáz e inquebrantable, sufres del mismo mal que yo y puedes decirle al mundo con orgullo que vives un vida diferente, vives una #VidaUltra

Mike

 

La noche pasó demasiado rápido, entre el tiempo que a veces toma preparar todo para el siguiente dia, masaje de recuperación, bañarse, cenar y revisar que nada haga falta a veces se te va el tiempo hasta casi media noche, o al menos a mi me pasa. Afortunádamente el cansancio del 1er dia, especialmente por la natación, me permite dormir profundamente una vez que logro conciliar el sueño. Sonó el despertador y estuve seriamente tentado a aplicar el famoso “5 min más”, y aunque sabía que tenía otras 2 alarmas programadas y que no había prisa, decido encender la luz y sentarme para evitar sorpresas. En realidad ya no hay mucho que hacer, todo había quedado listo una noche antes y solamente es cuestión de subir las cosas al auto y salir, así que mientras mi hermano se baña, me aseguro que todo esté ok y nos preparamos para salir. Aunque en esta ocasión no iban mis hijos a verme al arranque, de todos modos no quepo en la camioneta asi que una vez mas me tengo que ir rodando a la zona de arranque, son solo un par de km, pero ahora ya con menos adrenalina y un poco de cansancio acumulado, (además de saber la mega chinga que venía), voy con un poco de frio y un toque de miedo del chido, de ese que te hace tener los pies en la tierra y te dice que aunque ya te la sabes, todo puede pasar y te debes poner chingón para que no la cagues. Llego a la zona de arranque y ya están la mayoría de los atletas, veo a algunos con mucha energia, a otros algo nerviosos y yo pues… lo importante es que tengo salud. Llega el momento de juntarnos todos detrás del arco de arranque, solo faltan un par de minutos y trato de concentrarme, se que tengo un dia muy largo y no hay prisa pero realmente deseo conectar mi cuerpo con el cerebro porque parece que cada uno ha estado trabajando por su lado hasta el momento, si les funcionó trabajar así un dia antes pero en este dia es escencial que todo esté en orden si no quiero sufrir mas de lo necesario. Como si todo hubiera pasado en cámara rápida, cuando menos me doy cuenta ya comenzó el dia 2 y doy las primeras pedaleadas. Si les soy honesto, en este momento ya no recuerdo bien que pasó antes, no recuerdo cuando me despedí de mi familia, podría inventar que nos abrazamos e hicimos una porra, pero la neta cualquier historia que diga podría ser verdad y no podría desmentirla. Solo sé que los primeros kilómetros para salir de Fresnillo fueron mucho mas intensos que en años anteriores, se supone que era un arranque controlado hasta el km 10 aproximadamente, pero eso de controlado no tenía nada, en menos de 5 min recuerdo haber visto el velocimetro a 36 km/h y el grupo rápidamente se desvanecía. Iba en el grupo frontal junto con otros 3 o 4 cuando de pronto empezaron a acelerar, preferí apegarme a mi estrategia y no dejarme llevar, me quedé sólo con Valenti quien me preguntó si mas adelante antes de “soltarnos” en la carreteria nos reagruparían, creo que el estaba respetando la indicación de iniciar lento y en grupo, pero en cuanto le dije que lo mas seguro es que los de adelante ya estaban buscando fugarse, de solo 2 pedaleadas arrancó y me dejó solo en medio de la nada. Volteaba hacia atrás y si veía luces pero ya estaban bastante lejanas, y adelante veía como el grupo de ataque se alejaba rápidamente.
Libertad total amaneciendo sobre la bici
Aún estaba totalmente obscuro y la luz que llevaba apenas y me ayudaba a ver el camino, afortunadamente ya íbamos en una zona libre de tránsito y con una carretera con asfalto en buenas condiciones, así que solo tenía que seguir con el ritmo cómodo que llevaba y ver como se iban acomodando las cosas. Comenzaba el amanecer y fué justo en ese momento donde los carros de los crews comenzaban a pasar buscando a sus atletas y y el mio no tardó en llegar, ya iba mucho mas tranquilo y disfrutando mucho este momento, viendo el amanecer, con el aire frio pero que se sentia y olía increíblemente puro (esto se valora mucho cuando vives en la ciudad en la que yo vivo) y con una vibra poca madre. Me atrevo a decir que estos 15-20 minutos fueron los mejores del día y que son estas sensaciones las que quedan perfectamente grabadas en tu memoria. Unos minutos mas adelante pasamos por una zona que estaban reparando y fueron un par de kilómetros bastante molestos, con terracería y piedras que no te dejaban ni pensar por la vibración que llevas y que además te obligan a ir cuidando cada metro que avanzas para minimizar el riesgo de ponchar, me desesperó un poco esta parte y en su momento se me hizo eterna, la verdad es que preferí ir despacio para no jugármela con alguna ponchadura o caída. Por fin salimos de esa zona y de ahi al kilómetro 120 aprox, siempre todo es perfecto, lo sabía y lo estaba disfrutando, durante un par de km pude ir platicado con Victor y  llevábamos un ritmo bastante cómodo pero a la vez ibamos ganando posiciones, sabía que el venía con un objetivo competitivo y que en cualquier momento aceleraría, mi estrategía seguía siendo basarme en las sensaciones y controlar el ritmo al menos hasta comenzar el camino que me llevaría de regreso a Zacatecas. Hubo un tramo que fué algo lento y hasta cierto punto molesto ya que nos topamos con una peregrinación, que en algunos tramos te obligaba a bajar el ritmo drásticamente para poder esquivarlos ya que ocupaban el ancho del camino, y como muchos iban en bicicleta, había algunos que se echaban carreritas, que en principio era divertido, pero después de que uno casi provoca un accidente, prefería alejarme lo mas posible y evitar arriesgarme. Por fin después de algunas horas logré llegar al primer checkpoint, el cuál tenía que aprovechar para comer y mentalizarme, ya que a partir de ese momento comenzaba un falso plano que prácticamente no terminaría hasta comenzar el ascenso a la Bufa por 2a ocasión, paré unos 5 minutos, comí lo mejor que pude, descansé un poco las piernas y arranqué esta sección que es 100% mental, con subida constante que no permite descansar prácticamente las piernas y una recta interminable en la que no hay mayor vista que el asfalto y los carros que te pasan a toda velocidad. Afortundamente en este tramo me alcanzó el Roro y pudimos  platicar un rato, me contó todo sobre su caída un dia antes y comenzamos a debatir temas de interés sobre el futuro de la nación… naaa la neta platicamos pura tontería y pues al menos a mi me sirvió para distraerme. Noté que el traía un buen ritmo y que además venía con buena motivación, así que le di chance de que se adelantara (la neta venía valiendo madres) para que ya cada quien agarrara su ritmo. Y así me seguí, ocasionalmente me iba topando con varios compañeros y ayudaba a hacer que este tramo se fuera mas fácil, quería reservar las piernas para la subida a la bufa, pero creo que fué un error porque de cualquier manera ya me estaba cansando y ahora el daño sería doble, había perdido tiempo y de cualquier manera me iba a costar subir si seguía así. ¡Por fin llegó la desviación que me llevaría a Vetagrande! Sabía que venía una megachinga, pero nada me dá mas felicidad que dejar esa carretera atrás, aprieto el paso para acercarme lo mas posible al inicio de la bufa y hago una última parada para conectar el garmin a la pila, comer nuevamente y echarme un redbull para despertarme, la neta es que hasta sueño me estaba dando y si necesitaba un punch que me ayudara, En menos de 5 minutos ya estaba nuevamente subiendo, me sentía bien así que apreté el paso una vez mas, no me importaba quemarme las piernas, iba a subir lo mas rápido que pudiera aunque tuviera que regresar con las piernas reventadas.
Sufriendo para llegar
La llegada al primer puerto ocurrió sin bronca y relativamente rápido, o al menos asi la sentí, en este tramo nuevamente vi a muchos bajar, así que sabía que si apretaba en el regreso podría alcanzar al menos a un par y eso me motivó, faltaban menos de 500m para llegar al 2o puerto, checkpoint y retorno cuando sentí que las piernas perdieron todo su punch, ya no traía fuerza y prácticamente iba pedaleando con el cuerpo entero para poder mover la bici, quería llegar rápido pero me estaba constando un chingo, por fin llegué al mirador que está a metros del retorno cuando veo a Roro bajando y me grita, “allá arriba están tus mujeres” aunque ya lo sabía, el saber que ya estaba a unos cuantos metros de ver a Anahi y a mis hijos me dió el kickstart que necesitaba, lo malo es que solo duró unos segundos porque justo llegando me encuentro con un autobus de pasajeros queriendo dar vuelta en “U” en una carretera de 2 carriles, sus movimientos de giro literalmente eran de 30 cm, perdí casi 5 min ahi, de plano tengo que comenzar a echarle aguas al camión y fungir de “viene viene” para que pudiera dejarme pasar, en una de esas aparece caminando por un costado Carlos Peña que estaba del otro lado esperando igual que yo, pasa enojado y mentando madres, con justa razón, la neta que con o sin competencia, fué una maniobra tonta la que estaba haciendo…
La mejor porra del mundo (y yo tragando para variar)
Por fin logro pasar y veo a todos, esperándome, doy la vuelta rápido y me detengo a saludar, me emociona ver a todos y mientras como algo lo mas rápido posible, aunque sabía que con todo el tiempo que perdí con el tema del autobus, alcanzar a alguien en la distancia que queda ya es muy difícil, pero no me voy a quedar con las ganas de intentarlo. Me despido de todos y comienzo a bajar lo mas rápido que puedo, a la vez no puedo evitar ser el doble de precavido tomando la experiencia del dia anterior del Roro, pero estoy recién comido, recargado por ver a mi familia y dopado con redbull, así que vengo bajando como gringo en rave con la euforia a tope. Nuevamente se me pasa en chinga y cuando menos me doy cuenta ya estoy cruzando la caseta y sintiéndome a toda madre.
No es justo poner una cervecera en el camino…
No puedo dejar de ver el velocímetro y traigo un ritmazo, si lo logro mantener durante 40Km mas habré recuperado mucho de lo que perdí en la mañana, cada vez me siento mas cerca de Fresnillo, estoy a unos 20 km cuando comienzo a sentirme nuevamente muy lento y pesado, supongo que se me “acabó el gansito” y pues ya solo me enfoco en avanzar lo mejor que puedo, ya después de llegar a la meta mi crew me confesó que notaron que el tubular trasero se bajó un poco, seguramente ponché y se auto selló, pero con la pérdida de presión de aire la carga para mis piernas fue demasiada, no quisieron avisarme ya que faltaba poca distancia y la llanta no estaba “tan baja”, pero definitivamente hubiera sido mejor inflar rápidamente, ni hablar, el hubiera no existe. Llego a Fresnillo y comienzo a rodear el club que alberga la meta, solo un par de km me separan de terminar la etapa de la bici, a pesar de todo me siento bien, muy contento y entero, incluso pensé que preferiría correr el doble maratón de una vez para ya acabar con todo.
‘Lo logramos una vez mas!
Llego a la recta de meta y nuevamente a lo lejos escucho las porras de todos y veo a mi crew esperandome. Se logró el dia 2 y todo estuvo increíble! Definitivamente no fué mi mejor tiempo pero nada se compara con la sensación de llegar sintiéndote entero y disfrutando cada momento, conviviendo con los demás atletas, con Anahi, mis hermanos, mi cuñado y por supuesto mis hijos.
Amor Ultra
Hasta este dia este Ultra ha sido una gozada, solo me resta esperar que el dia 3 pudiera terminar aunque sea ligeramente similar, lo malo es que nunca he tenido un buen doble maratón, así que me queda la incertidumbre de si en realidad este ultra podría realmente terminar siendo perfecto.
Duelo de titanes
Mi crew me deja en la zona de recuperación esperando el masaje mientras ellos regresan al hotel a descansar y poder mas tarde salir a cenar y comprar los víveres que hagan falta para terminar la aventura. Mi idea en este momento es que ya solo falta 1 maratón, porque el primero de los 84 sale sin bronca, el reto es el de regreso, a final de cuentas, como siempre digo, un maratón solamente se corre después de otro maratón o no se corre… Dia 3… Mike

Despúes de mucho ajetreo desde el previo a la llegada y hasta este momento, antes del amanecer por fin vamos rumbo al parque Los Jales, donde se lleva a cabo la etapa de la natación. Este año soy tan afortunado de llevar una porra gigantesca que ni siquiera quepo en la camioneta y tengo que irme pedaleando un par de kilómetros para llegar, los cuales me sirven para comenzar a mentalizarme, calmar los nervios y decidirme a disfrutar lo que está por comenzar.

Llegamos a la zona de transición y en menos de 2 minutos todo está listo, siento que algo estoy haciendo mal, que algo estoy olvidando, no puede ser que todo esté ya listo tan fácil. Pienso, reviso y vuelvo a revisar, efectivamente todo está en órden, así que dejo la bicicleta, y comienzo a ponerme el wetsuit, nuevamente en 2 min estoy listo, enfundado como chorizo y sin ningún pendiente mas que iniciar la carrera. Lo malo es que falta mas de media hora para que esto pase y eso es demasiado tiempo para pensar…

IMG-20181026-WA0040
Muriendo de miedo antes de comenzar

Creo que por primera vez en la vida me empiezo a poner nervioso antes de la carrera, trato de distraerme platicando con quien puedo, foto por aquí y por allá, bromeando con los conocidos, despidiéndome de Anahi y mi hermana, y creo que si llegué a decirles que no sabía que me pasaba, pero que me estaba cagando de miedo. No había ninguna razón ni es algo normal en mi, pero creo que en el fondo sé que en esta ocasión no voy preparado como debería y sabiendo que todo puede pasar y que de cualquier manera me va a doler probablemente sea mi inconsciente y mi cuerpo pidiéndome detener la masacre antes de comenzar.

Por fin nos llaman a la linea de arranque, 3 MINUTOS! Grita Van por el altavoz y ahora me estaba orinando del miedo, pero decido aguantar ya que eso me iba a ayudar a calentarme en cuanto entrara al agua. Bromeo con todos los atletas que estamos en la linea de arranque si hacemos un acuerdo de dejarlo en un 70.3, todos están de acuerdo, creo que a final de cuentas no era el único nervioso.

¡1 MINUTO! (grita Van) y creo que grito por dentro, pero bueno, ya estoy ahi y tengo 10 largos kilómetros nadando por delante para calmarme y encontrar la paz. Dejo que todas las emociones que existen tomen mi cuerpo y acepto que se viene una chinga sabrosa así que me resigno, respiro profundo y mientras trato de encontrar un pensamiento positivo que me calme de pronto suena la alarma que indica el arranque y mas bien me encuentro en cuestión de segundos dando un clavado al agúa helada que en mi cara se siente como una cachetada y me despierta de golpe, ahi estaba lo que necesitaba, ese fué el instante que dio comienzo al Ultra para mi.

IMG-20181026-WA0100
Ya son 5 Ultras con este super crew!

No sé porqué pero siempre, por alguna extraña razón termino arrancando al frente de todos, en esta ocasión estaba decidido en entrar último al agua para no tener noción de cuantos me pasaban, quería nadar tranquilo y sin presiones, sin embargo, otra vez, no se cómo terminé al frente siendo de los primeros en entrar y me sentía como un pobre charal nadando entre salmones gigantes que me pasaban a toda velocidad,  pensaba cómo chingados iba a lograr sobrevivir esta vez la natación. Definitivamente mi cabeza estaba donde no debía.

IMG-20181026-WA0109
Coffee time

Creo que unos 5 minutos después comenzó a calmarse todo y pude agarrar ritmo, se calmó el frio y pude sacar mi primer reserva de agua caliente que llevaba en la vejiga, se sintió de maravilla y me ayudó a terminar de calmar la mente. Para este momento los nadadores mas rápidos comenzaban a alejarse de mi y cada que volteaba a ver la boya hacia adelante podia notar como me iba quedando, todavía habia muchos otros a mis costados por lo que al menos las primeras vueltas iba a ir acompañado.

Terminé la 3er vuelta y salí a comer por primera vez, afortunadamente me esperaba un buen tarro con café caliente ya que aunque aun me sentía bien y sin problemas de frio, sabía que entre mas tiempo y mejor ayudara a mantener mi temperatura corporal, mejor rendiría, además como en esta ocasión la ruta había aumentado 1 vuelta mas, aunque fuera corta, implicaba tener que mantener un mejor ritmo y administración de la energía. Todo fué muy bien hasta la vuelta 10, que fué la última en que salí, en esa última salida la temperatura de mi cuerpo ya comenzaba a bajar, así que sabía que tenía que apretar para lograr terminar lo antes posible, vuelta 11 sin problema, vuelta 12, ya comenzaba a sentirme cansado y frio, última vuelta, no sé si por factor psicológico o real, comencé a sentir frio y mucha desesperación por salir, así que traté de nadar lo mas rápido posible para salir de ahí, en el camino de regreso puder ver que todavía había varios más nadando, lo cual me hizo sentir un poco mejor que a pesar de todo, no iba a ser el último.

Por fin terminé, en el instante todo estaba perfecto, pero fué cuestión de que me quitara el wetsuit y comencé a sentir mucho frio, Anahi tuvo que ayudarme para poder cambiarme lo mas rápido posible, a final de cuentas lo que mas quería ya era subirme a la bici y salir a recuperar lo mas que pudiera de tiempo durante la sección de ciclismo que venía.

Me subo a la bici, comienzo a pedalear y me doy cuenta que a pesar de la temblorina me siento bien, asi que arranco a tope tratando de subir mi ritmo cardiaco lo más que se pueda para avisarle a mi cuerpo que le toca una chinga de aquellas y que más le vale ponerse a nivel. Salgo del parque lo que viene siendo “a madres”, paso junto a la camioneta de mi crew y les grito que ya nos vamos. Justo cuando voy saliendo del parque veo una ambulancia, jamás me imaginé que era la que estaba atendiendo a César que tuvo problemas terminando la natación, simplemente paso de lado y salgo del parque donde me esperaba una motocicleta para guiarme, aprovecho este primer par de kilometros para acomodarme en la bici, soltar las piernas y verificar que la computadora  de la bici estuviera en midiendo todo correctamente, justo en este momento me doy cuenta que no detuve el monitor al terminar la natacion y pues ahora tendré un regristro inexacto, da igual, de por si hace mucho que dejé de prestarle atención a estos detalles.

Me encuentro ya en la carretera que me llevará a Zacatecas y me siento de maravilla, sé que me estoy arriesgando y puedo “quemarme”, aunque no me importa mucho el tiempo final, tampoco quiero consentirme, así que mientras pueda trataré de ir al mayor ritmo posible.

Antes de subirme a la bici noté que Alex Rangel quien quedó en 3er lugar en la 1er edicion del UltraMX515 se encontraba a solo un par de minutos de salir detrás de mi, me imagino que tuvo un mal dia en la natación pero que apenas se suba a la bici vendrá a una velocidad de motocicleta, por lo que mi primer parámetro y mi primer motivación para mantener el mejor ritmo posible es tratar de sacar la mayor distancia antes de que me alcance. Desafortunadamente este parámetro no duró mucho, creo que todavía no llegaba ni al km 20 y me pasó cual “poste”, ni hablar, no sabía ni en que posición estaba ni quien estaba delante o detrás de mi, asi que lo único que quería era llegar lo mas pronto posible a Vetagrande y comenzar a subir la bufa, ya que ahí es el único lugar donde te puedes dar una idea del lugar en el que vas y que tanto te van sacando los punteros. Un año atrás, recuerdo que yo llevaba apenas 1km de subida cuando los primeros lugares iban de bajada, asi que si lograba replicar ese mismo escenario querrá decir que no voy tan mal.

Me encuentro cerca de la desviación que me llevaría a esta zona de vetagrande cuando de repente veo que justo está pasando el tren, y el cruzar las vias es parte de la ruta, me enoja no saber cuanto tiempo tendré que esperar, además de que tengo que ir esquivando el tráfico que se formó en la autopista por esta situación, de pronto escucho una patrulla que me comienza  a llamar, es la policia Federal que viene en mi ayuda y me comienza a abrir paso entre el tráfico, me hace un paro enorme ya que a pesar de que iba en bicicleta había algunos carros y camiones que me cerraban el paso intencionalmente, como si les diera coraje que yo pudiera pasar y ellos no, justo la patrulla me lleva hasta las vias del tren y logramos llegar justo cuando acaba de pasar el último vagón, perfecto!

IMG-20181026-WA0084
Comienza la subida

En unos minutos ya me encuentro subiendo Vetagrande, voy totalmente solo asi que espero ver quienes bajan primero, estoy consciente de que por la diferencia de tiempo en la natación realmente no podre ver a los punteros, pero la esperanza muere al último, al primero que veo es a Ramiro, quien el año pasado ganó el 2o dia y es un gran cicilista, asi que me imaginó que el va al menos en las primeras 5 posiciones, ya con esto me doy una idea de lo que me falta y pues no me queda mas que apretar tratando de subir lo mejor posible.

Bajo un piñón, aprieto el paso y comienzo a pedalear lo mejor que puedo. Voy subiendo sin problema, las piernas me reclaman pero estoy decidido a no aflojar. Llego al 1er puerto y me siento perfecto, es apenas en este punto donde pasan casi una decena de atletas bajando, quiere decir que estoy a menos de 5 Km de ellos y hay posibilidad de recortar tiempo. Una vez mas aprieto el paso, me paro en los pedales y trato de subir lo que falta lo mas pronto posible, por fin llego a la Bufa y mientras yo subo al retorno le pido a mi crew que me preparen algo de comida para poder parar un par de minutos antes de bajar, justo estoy dando una mordida a mi sandwich cuando veo que otros atletas me comienzan a alcanzar, entre ellos mi amigo el Roro con quien traía un duelo personal, asi que me meto el sandwich completo y de 2 tragos me lo paso casi sin masticar, la carrera acababa de comenzar.

Comienzo a bajar sin tocar los frenos, trato de ir lo mas rápido que puedo sin arriesgar demasiado el salir volando en una curva, cada recta la aprovecho en las aerobarras y pedealeando a tope, es la primera vez que puedo probar el usar un lenticular en esas condiciones y voy extasiado con lo estable que me siento, eso sin contar con la ligereza de manejo que tiene esta bicicleta, llego de regreso a la autopista y volteo hacia arriba tratando de darme una idea de si alguien se acercaba, pero al parecer no, asi que me enfoco en lo que viene y pedaleo a tope tratando de hacer que el regreso sea lo mas ágil posible. Cuando menos me doy cuenta ya estoy de vuelta en la autopista que me llevaría a fresnillo y menos de 30Km me separan de la meta, me siento increíble, volteo y no logro ver a nadie que venga detrás de mi, me imagino ya en la meta bromeando con el Roro sobre como logré ganarle, al menos en el dia 1.

Estoy ya entrando a Fresnillo, contento, entero y disfrutando el momento, voy platicando con el oficial de la moto que me va guiando a la meta, recibo felicitaciones de su parte y me cuenta que el esperaba que sus hijos vinieran a ver a dia siguiente a los atletas porque no logra que hagan ejercicio, en serio, estos pequeños instantes son los que me hacen el dia y hacen que todas estas horas de cansancio valgan la pena. Me despido de el mientras me desvío a la meta, a lo lejos logro escuchar que ya esperan mi llegada y me emociono. ¡Lo logré! Dia 1 a la bolsa, con una natación que me pareció eterna y nervios que parecían que me harían desertar en algún momento, ya no existían mas, estaba cruzando la meta.

IMG-20181026-WA0008
¡Lo logramos!

Viene mi hija y me emociona muchísimo verla y sobre todo la manera en la que me mira, yo sé que ella aún no entiende y hasta hoy para ella yo gané, esa es mi mayor motivación como papá. Creo que esperaba este momento de poder verla en la meta desde hace años, y para mi suerte en esta ocasión toca por partida doble ya que ahora son mis dos chamacos los que me reciben.

Risas, bromas y fotos con todo mi crew, gracias a ellos se tuvo este primer logro, sabemos que vienen los dias mas difíciles pero en este momento estamos contentos y lo disfrutamos.

Pasamos a la zona de recuperación, saludo a muchos otros atletas que llegaron antes de mi, incluso tengo el honor de firmar playeras de varios niños, nuevamente, estos momentos son los que me nutren el alma.

IMG-20181026-WA0095
Disfrutando los pequeños logros

Pasan los minutos y comienzan a llegar varios atletas, pero ninguno es Roro, se me hace raro ya que estaba solo unos minutos detrás de mi. Desafortunadamente llega el momento en el que tenemos que volver al hotel y sigue sin llegar, me imagino que ponchó y perdió tiempo, asi que me voy esperando hablar con el mas tarde. Un par de horas despues veo la tabla de resultados y veo que si logró llegar, bastante tiempo después pero a tiempo, todo está ok, sigue el duelo de titanes.

Fué hasta la mañana siguiente donde en un chat el Roro me comenta que bajando de la bufa, chocó con un carro de frente que venía en sentido contrario, afortunadamente alcazó a medio frenar y esquivar ligeramente el carro, por lo cual el resultado no fué catastrófico, pero si lo suficientemente fuerte para destrozar la bici y causarle algunas heridas y raspones, pero como buen guerrero con una 2a bici y a pesar de las heridas, emprendió el regreso y logró salvar el dia.  Roro, si lees esto, tienes todo mi respeto, son este tipo de actitudes guerreras las que hacen que hacen que estos eventos estén llenos de historias de vida únicas.

Ahora toca enfrentar un día bastante complicado, en el que nada está escrito y todo puede pasar, los nervios del dia anterior comienzan a convertirse en determinación, sé que sin importar lo bien preparado que uno venga, para todos, este es un dia que incluye mucho dolor y olas de emociones encontradas a lo largo del dia. Me mentalizo para iniciar con la mejor actitud, y disfrutar el dia pase lo que pase.

Dia 2…

 

 

 

 

 

 

3er año de UltraMX515.

Nuevas experiencias, nuevas sensaciones y nuevos logros.

Los recuerdos apenas están tomando su lugar, fueron días muy intensos con muchas emociones que es difícil catalogar, quisiera poder transmitir cada minuto de la competencia, pero aún es imposible ubicarlos en el momento exacto.

Fue un viaje que comenzó mucho mas ajetreado de lo normal, ya que en lugar de ir simplemente a competir como cualquier atleta, en esta ocasión se convirtió en una operación logística mas complicada por el simple hecho de llevar a mis hijos y todo el cargamento que esta operación implica, los que tienen y han viajado con hijos pequeños entenderán. Además de venir de una semana muy ajetreada y que se mantendría igual los dias previos a la competencia por cuestiones de trabajo pendiente y de actividades extra que tenía que atender en Fresnillo. En pocas palabras, los 3 dias de competencia iban a ser la parte “sencilla” del viaje.

IMG-20181026-WA0034
El super crew, único e irremplazable.

Un dia antes de la carrera llegaron mis hermanos y mi cuñado, quienes serían mi crew durante el Ultra, mientras que Anahi y mis hijos serían quienes me recibirían en las 3 metas, lo cual me motivaba a dar lo mejor de mi para hacerlos esperar lo menos posible, así como poder pasar un poco de tiempo con ellos entre un dia y otro.

IMG-20181024-WA0059Asistimos a la junta previa en la que pudimos revisar los ligeros cambios que hubo a la ruta, así como conocer mejor a todos los atletas que participarían y ver un par de conferencias de Rafa Jaime y Valenti que participarían en la carrera. Me daba mucho gusto el ver lo que este evento ha crecido en tan solo 3 años y ver tantas y tantas caras conocidas y muchos Ultrahermanos que han nacido de esta Ohana e incluso de otras, algunos venían para competir nuevamente y otros como crews de algún atleta nuevo en la distancia.

20181025_180312

La bici, el equipo y todo estaba listo. Una tarde antes de arrancar pude recorrer un par de kilómetros en la ciudad para asegurar que todo estaba en orden con la bici, e incluso pude ir a Los Jales, el parque donde se realiza la etapa de natación, donde encontré a Judith, Van y varios voluntarios locales que estaban realizando los últimos ajustes para el arranque de la mañana siguiente.

20181025_181759
El avión listo para volar

20181101_214130
Motivación a tope con esta obra de arte hecha por Anahi

Por la noche, tuve una pequeña reunión con el crew, planeando la logística, responsabilidades y alimentación de los siguientes días, siendo la 5a vez que estamos en una competencia de este tipo, todo fue relativamente fácil y rápido. Llegó el momento de tratar de dormir lo mejor que los nervios y la anticipación lo permitieran. Afortunadamente este primer arranque sería hasta las 8 de la mañana, por lo que tendríamos un poco mas de oportunidad para conciliar el sueño y no tener que madrugar.

Dia 1…

 

Mike

 

Si, se que he tenido este blog abandonado, de por si nunca he sido muy regular, sin embargo, normalmente tengo borradores incompletos que demuestran mi interés en dedicar unos minutos a vaciar la mente en estas lineas, aunque ahora, ni siquiera eso, siendo honesto no habia pasado por mi cabeza ni siquiera la intención, casi podría decir que había olvidado que existía. Y pues te advierto que este post no es nada parecido a lo que estás acostumbrado a leer, asi que si quieres ahorrarte un par de minutos valiosos en la vida, puedes cortarle aqui, no me enojo, lo prometo.

Ahora que he regresado y he visto “donde me quedé”, puedo decirles que no puedo mas que confirmar que la vida es algo tan variable y que pasa tan rápido que si no reaccionas a tiempo, se te va para siempre. ¿Porqué lo digo?

Simplemente porque les puedo asegurar que hoy soy una persona totalmente diferente a la que escribió aqui hace meses, mi vida aunque parece la misma ha cambiado drásticamente y he aprendido mas en este corto tiempo que en los últimos 5 años.  Mucho es nuevo, se acerca la llegada de un nuevo miembro de la familia, la cantidad de trabajo se ha triplicado, he tenido que enfrentar nuevas dificultades y aunque el deporte es mi vida y mi pasión, hay dias que mi cuerpo libra una batalla interna, por un lado me pide salir a entrenar para liberar el stress y por otro apenas y tengo energía para un dia “normal”.

Será que la edad ya comienza a ser un factor, pues si bien aún me siento joven, pues ya no soy un adolescente, o que quizás este estilo de vida retador que decidí enfrentar me está poniendo realmente a prueba, no lo sé.

Lo que si sé con certeza es que nada en la vida es permanente, todo son ciclos y mientras tengas una estrategia definida y te apegues a ella, en algún momento todo se acomodará, dará la vuelta y todo este trabajo dará frutos y la balanza estará nuevamente a mi favor y de todos aquellos que han aguantado a mi lado.

Sin embargo, nada se ha detenido, sigo soñando en grande y sigo apegado a mis planes, puedo decir que en esta ocasión no tengo ni la mas remota idea de como los puntos se conectarán para que todo suceda como me gustaría y mucho menos puedo imaginar el resultado final, pero si algo he aprendido de grandes personas de las que me he rodeado, de exitosos autores que he leido y de exitosos empresarios que admiro, es que cuando mas dificil se ve todo, es cuando mas fuerte debes aferrarte y aguantar.

No se como voy a lograr el resultado que quiero este año en el Ultra en el que nuevamente participaré en Octubre, ni mucho menos en otras ideas locas que estoy imaginando y bueno, mucho menos puedo imaginarme como será mi vida con un hijo mas. Pero así es esto, hay que seguir soñando, actuando y perseverando.

Para terminar quiero agradecerte. Si, a ti que me has leído, visto o seguido durante todos estos años. Si de alguna manera he logrado tener un impacto positivo en tu vida, me siento honrado y espero poder seguir haciéndolo durante mucho tiempo mas. De nuevo, mil gracias.

Prometo escribir mas continuamente y dejarte saber como se van acomodando las cosas.

Mike

#TRI4EVER